Después de un parón por exámenes de los miembros de la Junta Directiva, el cual nos impidió hacer eventos de gran magnitud (los de socios han seguido haciéndose de normalidad), volvemos llenos de energía el 12 de Julio en el Palmeral a partir de las 10:00h y durante todo el día, justo después de terminar los exámenes de recuperación :)

Un año más Alicante Otaku se dispone a celebrar el Tanabata, una festividad japonesa que suele tener lugar el 7 de julio y en la que se celebra el encuentro Orihime y Hikoboshi:

La leyenda narra la historia de dos amantes, Orihime y Hikoboshi. Orihime era una princesa, hija de Tentei, el Rey Celestial; la cual dedicaba su vida a tejer unas maravillosas telas para su padre a orillas del río Amanogawa. Aunque a Tentei le encantaban sus telas, era consciente de que la tarea suponía un gran trabajo, y que por ello su hija no tenía tiempo para otras cosas, entre ellas encontrar un hombre del que enamorarse, lo cual entristecía a la princesa. Preocupado por esto, organizó una cita entre ella y Hikoboshi, un pastor que vivía al otro lado del río Amanowaga. En el instante en el que se vieron el uno al otro se enamoraron y, poco después, decidieron casarse. Sin embargo, una vez casados comenzaron a descuidar sus tareas: Orihime dejó de tejer y el ganado de Hikoboshi se desperdigó por el cielo, causando problemas.

El Rey Celestial montó en cólera y condenó a los dos amantes a vivir cada uno a un lado del río, castigándoles así a no poder estar juntos por el resto de la eternidad. Orihime, desesperada por no poder ver a Hikoboshi, pidió a su padre poder ver una vez más a su marido. Éste, conmovido por ver las lágrimas de su hija, accedió a que se viesen una vez al año, con la condición de que los dos hubiesen terminado sus correspondientes tareas.

Al llegar el ansiado día, se dieron cuenta de que el río no podía ser atravesado de ningún modo, no había puentes y la corriente era demasiado fuerte. Orihime, entristecida, comenzó a llorar a la orilla del río. Su llanto atrajo a una bandada de urracas que se ofreció a ayudar a la princesa a cruzar el río haciendo un puente con sus alas para que pudiese reunirse con su amado Hikoboshi. Ambos se reunieron finalmente y las urracas prometieron acudir en su ayuda cada año siempre y cuando no llueva.

Orihime simboliza a Vega, Hikoboshi a Altair y el río Amanogawa es la Vía Láctea.

Como estos últimos años, la leyenda sufrirá unas pocas modificaciones para hacer una Gymkhana en la que se enfrentarán dos bandos, tanto en el aspecto físico como en el mental. Para que os hagáis una idea de en qué consiste, os dejamos el enlace al Tanabata 2013.

Recomendamos llevar ropa cómoda, agua y comida para la pausa para comer, así como crema solar y gorra para evitar quemaduras e insolación en caso de ser un día excesivamente caluroso. Y este año bañador para nuestras actividades refrescantes :)

Beatriz Sabater

Tesorera de Alicante Otaku.

More Posts

Deja un comentario


 

Licencia Creative Commons
2007 - 2020 Asociación Alicante Otaku