Este año, a pesar de que nos hemos retrasado un poco en las fechas, Alicante Otaku vuelve con otro de sus eventos veraniegos: El Tanabata. Éste tendrá lugar el día 20 de Agosto en el parque de El Palmeral de Alicante. Estaremos allí desde las 10:00h hasta las 20:00h.

En este evento dos bandos competirán para conseguir o evitar que los amantes Orihime y Hikoboshi vuelvan a reunirse un año más. ¿Y como sucederá esto? Fácil, nos reuniremos para pasar un día al aire libre realizando diversos concursos y actividades, tanto físicas como mentales, con ambos bandos como participantes. Todas ellas basadas en la leyenda que da nombre al evento, adaptada a nuestra particular versión. Soft combat, anisong, pruebas de memoria e ingenio y actividades refrescantes son solo algunos ejemplos de las pruebas que podéis esperar para este día.

Para quienes no lo sepan, el Tanabata es una festividad japonesa que celebra la unión de los amantes Orihime y Hikoboshi. A continuación os dejamos la leyenda para los curiosos.

La leyenda narra la historia de dos amantes, Orihime y Hikoboshi. Orihime era una princesa, hija de Tentei, el Rey Celestial; la cual dedicaba su vida a tejer unas maravillosas telas para su padre a orillas del río Amanogawa. Aunque a Tentei le encantaban sus telas, era consciente de que la tarea suponía un gran trabajo, y que por ello su hija no tenía tiempo para otras cosas, entre ellas encontrar un hombre del que enamorarse, lo cual entristecía a la princesa. Preocupado por esto, organizó una cita entre ella y Hikoboshi, un pastor que vivía al otro lado del río Amanowaga. En el instante en el que se vieron el uno al otro se enamoraron y, poco después, decidieron casarse. Sin embargo, una vez casados comenzaron a descuidar sus tareas: Orihime dejó de tejer y el ganado de Hikoboshi se desperdigó por el cielo.

El Rey Celestial montó en cólera y condenó a los dos amantes a vivir cada uno a un lado del río, castigándoles así a no poder estar juntos por el resto de la eternidad. Orihime, desesperada por no poder ver a Hikoboshi, pidió a su padre poder encontrarse una vez más con su marido. Éste, conmovido al ver las lágrimas de su hija, accedió a su petición y les permitió estar juntos una vez al año, con la condición de que los dos hubiesen terminado sus correspondientes tareas.

Al llegar el ansiado día, se dieron cuenta de que el río no podía ser atravesado de ningún modo, no había puentes y la corriente era demasiado fuerte. Orihime, entristecida, comenzó a llorar a la orilla del río. Su llanto atrajo a una bandada de urracas que se ofreció a ayudar a la princesa a cruzar el río haciendo un puente con sus alas para que pudiese estar junto a su amado Hikoboshi. Ambos se reunieron finalmente y las urracas prometieron acudir en su ayuda cada año siempre y cuando no llueva.

Si queréis más información sobre esta tradición japonesa podéis encontrarla en esta entrada sobre los Tanzaku. Si tenéis cualquier duda o queréis saber cómo llegar podéis visitar el post del foro de este año.

Todas las actividades son gratuitas y es un evento abierto al público.

cartel_tanabata_2016

Deja un comentario


 

Licencia Creative Commons
2007 - 2020 Asociación Alicante Otaku